La EMOCIÓN y su complicación, la Emocionopatía

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua nos dice que: “La Emoción: Es una alteración intensa y pasajera del ánimo, penosa o agradable y con cierta repercusión somática. Por ejemplo, al sufrir una pérdida de un ser querido o al tener un bonito logro laboral o académico. (Emoción del latín emotio: impulso, movimiento)

Según William James, Padre de la Psicología Americana, la “Emoción es un cambio corporal resultado de un cambio visceral. Y es que al pensar, liberamos hormonas que modulan nuestra emoción y nuestro proceder.

Ningún pensamiento es estéril, todo pensamiento da fruto al liberar Hormonas y Neuro-Transmisores.  Los  pensamientos agradables, ocasionan una emoción y un proceder, agradable. Los pensamientos desagradables, ocasionan una emoción y un proceder, desagradable.

Cuando la emoción provoca un proceder desagradable que es muy frecuente, se llama Emocionopatía (Patía del griego pathos: enfermedad, padecimiento) Término acuñado por el Diabetólogo-Endocrinólogo Dr.Colina Bracho y presentado en el 7mo Congreso Mundial de la Federación Internacional de Diabetes en Buenos Aires.

Nuestro cuerpo es instrumento fino que ha sido perfeccionado pacientemente por nuestro entorno durante siglos y no existe Hormona “mala”, pero un exceso sostenido en el tiempo, resultará dañino para nuestra salud.

Cuando la mente detecta un peligro o cuando nuestros 5 sentidos, lo hacen, inmediatamente liberamos las  hormonas que desencadenan una violenta reacción indetenible. Son las llamadas hormonas del estrés.

Son extraordinariamente protectoras y han permitido que, al sobrevivir nuestros ancestros los peligros primitivos nosotros hoy, estemos aquí.  De las cinco, cuatro hormonas liberan energía pura en forma de Glucosa. Y la quinta, acelera todo el metabolismo para que nuestro cuerpo cual resorte comprimido o banda elástica estirada, pueda enfrentar o huir exitosamente de esa amenaza.

Es una reacción intensa y breve pero al haber nosotros modificado nuestro entorno, ahora estamos expuestos a muchos y a frecuentes factores estresantes que pasan desapercibidos pero que terminan por desgastarnos y enfermarnos. Hoy, estamos alejados casi totalmente de la naturaleza y de todo lo natural, alejados del entorno que modeló el cuerpo en el cual vivimos. Vivir como vivimos es perjudicial y vemos en jóvenes, enfermedades que antes sólo ocurrían entre gente mayor.

Al aparecer el estrés se eleva la Glucosa lo que facilita a mediano plazo a la Obesidad, la Diabetes https://wilmer colina.com/2020/01/05/la-diabetes-es-una-epidemia/  y patologías como  Hipertensión,  Infarto o  ACV. Por el estrés, se eleva la quinta Hormona, la Tiroidea y hoy es evidente una mayor incidencia de trastornos tiroideos que se acerca a niveles de Epidemia  https://wilmercolina.com/2020/01/04/porque-se-ha-vuelto-tan-frecuente-la-tiroides/  No deberíamos temer tanto al COVID sino a ese vivir cotidiano donde el corre-corre, la palabra “apúrate” y las presiones familiares-laborales son tan frecuentes.

Basta con observar lo que sucede en un cruce de caminos en horas pico o lo que se vive por las mañanas en cada hogar para llegar a tiempo a la escuela o al trabajo. Esa constante exposición, baja la Serotonina y se asocia conansiedad, agresividad o depresión (spleen) como el sufrido por Garrick. https://www.youtu.be/PqKEjecjIFw

La idea no es regresar a la Edad Media sino asumir todo avance tecnológico pero con clara Conciencia de Existir recordando que “No hay Mal que por bien no venga ni Bien, que su mal no traiga”.  El bien, de los avances tecnológicos conlleva males que deben ser identificados y neutralizados precozmente por la ciencia o por Ud.

Al recomendar meditar sobre nuestras emociones y filtrarlas con profundas reflexion, no hablamos de anular a la emoción porque vivir así sería insípido. Se trata de pensar sobre lo que sentimos.  Y hacerlo, es un hábito muy sano que ya recomendaban los Antiguos Griegos con la frase: “Conócete a ti mismo”.

Tener diariamente Alimento Espiritual, Alimento Corporal natural, Vida más tranquila y un buen “conócete a ti mismo” nos permite disfrutar de una excelente protección para nuestra salud. Reconstruyamos un entorno más sano, con buen humor, un entorno protector para Usted y especialmente para sus Hijos y Nietos expuestos, al estrés frecuente, a su deterioro acumulativo, más tempranamente que Ud.  Esa, es LA meta.

Mis Amigos, ha sido un gusto compartir esta breve reflexión. Me despido hasta una próxima ocasión. Muchas Bendiciones para todos. Si surgen dudas, quedo a su Orden. https://www.wilmercolina.com  WhatsApp o Telegram: +57 315 498 5245 Atentamente Dr.W.Colina Pineda Endocrinología por tres generaciones a su Servicio.

Te gusto este articulo?

Compartir en
Compartir en Facebook
Compartir en
Compartir en Twitter
Compartir en
Compartir en Linkdin
Compartir en
Compartir en Pinterest
Compartir en
Compartir en Whatsapp
Compartir en
Enviar por Correo

Deja tu Comentario